Coronavirus: Virólogo que ganó el premio Nobel por descubrir el VIH asegura que fue creado en laboratorio

221
Publicidad

Para él, “biólogos moleculares” insertaron secuencias de ADN del VIH en un coronavirus como parte de su trabajo para encontrar una vacuna contra el sida

Vuelve a encenderse la polémica sobre cómo se originó el coronavirus o covid-19. El virólogo francés Luc Montagnier, ganador del Premio Nobel por su trabajo sobre el VIH, asegura que el virus fue creado en un laboratorio. De acuerdo a Luc Montagnier, el SARS-CoV-2, que causa la COVID-19, fue creado insertando en un coronavirus genes del VIH-1, el virus del sida.

En entrevista con el canal francés CNews, el virólogo francés aseguró que uno “biólogos moleculares” insertaron secuencias de ADN del VIH en un coronavirus como parte de su trabajo para encontrar una vacuna contra el sida.

“Ha habido una manipulación del virus: al menos una parte, no la totalidad. Hay un modelo, que es el virus clásico, que proviene principalmente de los murciélagos, pero al que se han agregado secuencias de VIH”, dijo.

SE ENCIENDE LA POLÉMICA

Agregó que cual sea el caso, este virus no es “natural”. “Es el trabajo de profesionales, de biólogos moleculares. Un trabajo muy meticuloso. ¿Con qué objetivo? No lo sé. Una hipótesis es que querían crear una vacuna contra el sida”, dijo. El virólogo francés Luc Montagnier también dio una buena noticia, al predecir la inminente desaparición del virus, debido a que su supuesto origen artificial

“Uno puede hacer cualquier cosa con la naturaleza, pero si usted hace una construcción artificial, es poco probable que sobreviva. La naturaleza ama las cosas armoniosas; lo que es ajeno, como un virus que llega de otro virus, por ejemplo, no es bien tolerado”, aseguró.

Finalmente, el ganador del premio Nobel agregó que las partes del virus en las que se insertó VIH. están mutando rápidamente, provocando su autodestrucción.

No te olvides de revisar nuestra portada para enterarte de las últimas noticias que acontecen en todo el mundo minuto a minuto.

Fuente: Ojo